Viaje a sicilia.

                                                            BELLA SICILIA.

Bella ciudad a la cual volvería sin lugar a dudas.Volveria a recorrer sus calles llenas de misterio y cultura en las que el olor a albahaca y pasta fresca recien cocinada en los pucheros de la pasión invade mi olfato cansado de subir y bajar por las callejuelas llenas de historia y color.



Admirar  cada detalle de las aceras,de sus calles de esos rincones que hasta que no te as adentrado en ellos no ves como miman hasta el último detalle.






Caminando sin rumbo fijo descubrimos la casita de Pinocho.Quién no se acuerda del papá de Pinocho como hacia posible que con una simple ramita pudiera hacer maravillas que harian soñar a tantos niños y mayores.



Grammichele.Plaza del barroco siciliano.

Mosaico en el suelo de chicas en bañador.
Plazzolo Acreide.



Teatro griego.
En Chiaramonte Gulfi , vimos una boda Siciliana ,en la que pintan un corazón en el suelo al final de la alfombra roja que le ponen a los novios.Para recordarles que el amor es para siempre.

Ragusa la bella.Habitaciones de madera amarilla.Adriana y Francesco viven en una preciosa casita,construida por ellos y convertida en Bed and Breakfast.




Modica.Igleisa y escaleras.

Scicli y sus palacios.
Noto.En noto se nota algo especial en el ambiente de este pueblo que envuelve al visitante en su barroco siciliano como si fuera un paraíso,reconocido por los historiadores de arte como el jardín de la piedra.Paseando por sus calles surcadas de serpenteantes iglesias de fachadas curvas y nobles palacios dieciochescos que derrochan balcones de ménsulas figurativas trepando por sus luminosos muros,noto como Noto me enamora.